Un judió en la escuela católica.

Un papá judío, con la mejor de las intenciones, había enviado a su hijo al colegio más caro de la colectividad judía, pese a sus intentos,  Samuel no daba pie con bola.
Boleta del primer mes:
Matemáticas 2
Geografía 6
Historia 4
Literatura 2
Conducta 0
Estas espantosas calificaciones se repetían mes a mes, hasta que el tipo se canso: Samuel, escúchame bien lo que te voy a decir, si el próximo mes tus calificaciones y tu comportamiento no mejoran, te voy a mandar a estudiar a un colegio católico.
Al mes siguiente las notas de Samuel fueron una tragedia solo comparable al hundimiento del Titanic y el padre cumplió con su palabra. A través  de un rabino cercano a su familia, se conecto con un obispo que le recomendó un buen Colegio Franciscano al cual Samuel fue enviado.
Boleta del primer mes:
Matemáticas 9
Geografía 8
Historia 9
Literatura 10
Conducta 10
Segunda boleta:
Matemáticas 10
Geografía 9
Historia 10
Literatura 10
Conducta 10
El padre sorprendido le pregunto: Samuel, ¿Qué es lo que pasa que te va tan bien en la escuela?…. ¿Cómo ha sucedido este milagro?
-No sé papa. Me presentaron a todo los compañeros y a todos los profesores y luego, una tarde, fuimos al templo. Cuando entré ví a un hombre crucificado, con clavos en las manos y en los pies, con cara de haber sufrido mucho y todo ensangrentado.
Pregunte quien era Él?
– Me respondió un alumno de los cursos superiores:
– El era un judío igual que tu’
Entonces me dije: ‘Ah cabrón, a estudiar Samuelito, aquí no se andan con chingaderas!

Un papá judío, con la mejor de las intenciones, había enviado a su hijo al colegio más caro de la colectividad judía, pese a sus intentos,  Samuel no daba pie con bola.

Boleta del primer mes:

Matemáticas 2

Geografía 6

Historia 4

Literatura 2

Conducta 0

Estas espantosas calificaciones se repetían mes a mes, hasta que el tipo se canso: Samuel, escúchame bien lo que te voy a decir, si el próximo mes tus calificaciones y tu comportamiento no mejoran, te voy a mandar a estudiar a un colegio católico.

Al mes siguiente las notas de Samuel fueron una tragedia solo comparable al hundimiento del Titanic y el padre cumplió con su palabra. A través  de un rabino cercano a su familia, se conecto con un obispo que le recomendó un buen Colegio Franciscano al cual Samuel fue enviado.

Boleta del primer mes:

Matemáticas 9

Geografía 8

Historia 9

Literatura 10

Conducta 10

Segunda boleta:

Matemáticas 10

Geografía 9

Historia 10

Literatura 10

Conducta 10

El padre sorprendido le pregunto: Samuel, ¿Qué es lo que pasa que te va tan bien en la escuela?…. ¿Cómo ha sucedido este milagro?

-No sé papa. Me presentaron a todo los compañeros y a todos los profesores y luego, una tarde, fuimos al templo. Cuando entré ví a un hombre crucificado, con clavos en las manos y en los pies, con cara de haber sufrido mucho y todo ensangrentado.

Pregunte quien era Él?

– Me respondió un alumno de los cursos superiores:

– El era un judío igual que tu’

Entonces me dije: ‘Ah cabrón, a estudiar Samuelito, aquí no se andan con chingaderas!

Anuncios

Una respuesta to “Un judió en la escuela católica.”

  1. jajajajajajajaja.. este si no lo conocia jojojojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: